martes, 18 de diciembre de 2012

Apreciación de Mauricio García Araujo, 1930-2012

Mauricio (izq), Irene y un amigo

Acaba de fallecer en Bonaire mi amigo Mauricio García Araujo. Tenía algún tiempo sin saber de él pero estaba seguro de que andaría muy activo en la comunidad donde estuviera. Veo que estaba de regreso en Maracaibo y no me soprende que allá estuviera dando conferencias y promoviendo actividades a favor de la colectividad prácticamente hasta días antes de su muerte. Veo una invitación a una conferencia que Mauricio dio en Maracaibo sobre Miguél Angel, apenas unas semanas antes de encontrarse con la muerte en Bonaire.

Nuestros caminos se cruzaron en PDVSA y luego en la zona de Washington. En PDVSA, Mauricio había sido nombrado miembro de la Junta Directiva cuando a mí me tocó salir de la industria por conflictos de principios con el mundo político de la época. Mauricio hizo lo imposible por disuadirme de mi posición y de protegerme, como también lo hicieron mis grandes amigos Quirós,Rodríguez Eraso y Tarbes.

Lo recuerdo de esos años como muy lúcido en sus exposiciones, muy preciso en sus conceptos. Nunca olvidaré sus brillantes análisis sobre el colapso de la economía venezolana después de la Gran Venezuela y de la orgía colectiva causada por el alza de los precios del petróleo durante la primera presidencia de Carlos Andrés Pérez.  

Luego tuve la suerte de encontrarlo en Washington, como investigador en el Wilson Center.  César Egaña, Mauricio y yo  sostuvimos largas conversaciones sobre el país y fue mucho lo que logré aprender de ellos. En Washington hicimos una buen amistad personal con Mauricio e Irene y disfrutamos mucho con ellos y también con César y Berta Egaña de las bellísimas primaveras de Washington y de sus cerezos en flor.

La actividad venezolana y venezolanista de Mauricio fue de una gran dimensión: Fue miembro del segundo directorio de Petróleos de Venezuela; director y presidente del Banco Central de Venezuela (BCV); fundador del IESA; fundador de la Cátedra Andrés Bello en la Universidad de Oxford. Director de la Cátedra de Economía Venezolana Arturo Uslar Pietri en la Universidad Metropolitana, convertida luego en el Centro de Estudios Latinoamericanos Arturo Uslar Pietri de la misma Universidad. Durante quince años fue Asesor del Presidente de la Electricidad de Caracas y durante veinte años fue Asesor del Presidente y de la Junta Directiva del Hospital de Clínicas Caracas. Estuvo vinculado con importantes grupos empresariales:  el Grupo Vollmer, el Grupo Mendoza y el Grupo Mercantil. Fue director de la Corporación Venezolana de Guayana.  Presidió la Asociación Venezolana de Ejecutivos. La presencia de mi amigo Mauricio en la vida pública venezolana fue importante, un gran servidor público.

Ello le trajo algunos sinsabores, de los cuales pudo salir incólume. Fue un hombre íntegro y volcado a la comunidad y a su país.

En los últimos años se había radicado en su ciudad natal, Maracaibo. Pasaba unos días con Irene en Bonaire, cuando lo sorprendió la muerte. Era un gran venezolano, era mi amigo y siento muy sinceramente su partida.

5 comentarios:

Jaime dijo...

Mis sinceras condolencias, Sr. Coronel. Suena a que fue un señor a quien Ud. apreció bastante.

Padre Carlos dijo...

A nombre de la familia, muchas gracias por su apreciación. Mauricio fue un venezolano a carta cabal. Su vida fue su esposa, sus hijos y nietos y su trabajo fecundo e incansable. El gran detalle de Mauricio es que a pesar de sus 82 años (edad en la que muchos se entregan a la rutina de la vejez) sus ojos brillaban de manera especial con cada idea, con cada proyecto que pasaba por su mente... y los llevaba a cabo con una vitalidad juvenil que ya quisiéramos muchos. El entierro será mañana jueves 19/12 a las 9am en la Maracaibo que lo vió nacer.

Anónimo dijo...

Por qué sera que los mejores son los que mueren?

Luis Vicente Garcia G. dijo...

Apreciado Gustavo
Muy agradecido por la apreciación y el recuento de la vida que haces de mi papá. Como dices, gran amigo, gran venezolano, además de padre y esposo ejemplar. Estamos seguros que ya está descansando en paz en la Gloria de Dios.
Luis Vicente

Mayerling Gomez dijo...

Sin palabras estoy, en este instante lo estoy recordando y lo recordarè como lo que fue y lo que serà para por siempre, fuè tambien un JEFE Ejemplar, de quien aprendì muchìsimo, siempre pongo en practica los conocimientos que me inculcò. Para mì Un Hombre BRILLANTE. Mis màs sentidas condolencias a su Esposa, Hijos y Familiares....... Mayerling Gòmez