viernes, 28 de agosto de 2015

Juicio estaliniano y fraudulento contra Leopoldo López debe generar intervención de la OEA


Ayer en este blog publiqué los vicios procesales que han existido en el juicio contra Leopoldo López por parte del régimen castro-chavista. Quien los lea con cierto detenimiento podrá constatar que el tal juicio es violatorio de todos los procedimientos legales y de los derechos humanos más elementales de Leopoldo López, el luchador de la democracia en quien el régimen ha concentrado toda su crueldad y perversión. El cuadro de crímenes cometidos por Chávez primero y por Maduro después sigue creciendo a pasos agigantados pero este juicio pasará a nuestra historia como uno de los casos más graves de violación de los derechos humanos que se hayan llevado a cabo durante el período dictatorial que ha experimentado Venezuela en el siglo XXI.
La OEA debe intervenir en Venezuela mediante la aplicación a este régimen totalitario, corrupto e inepto de la Carta Democrática Interamericana. Para ello sobran las razones, solo falta la voluntad de los países miembros. La ONU debe reiterar con todo vigor su pronunciamiento anterior, en el cual demanda la libertad de Leopoldo López. No se trata de pedir clemencia sino de exigir justicia.
Aquí reproduzco una vez más el listado de los vicios procesales que han caracterizado el fraudulento juicio en contra de Leopoldo López.
VICIOS PROCESALES, CASO LEOPOLDO LOPEZ MENDOZA
1 Ausencia de investigación previa a la captura.
Los hechos ocurren entre 2:00 p.m. y 3:00 p.m.
Diosdado Cabello a las 3:57 p.m. acusa a López de los homicidios.
A las 5:00 p.m. la Fiscal General declara imputando a López.
Elías Jaua a las 5:30 p.m. lanza 2 tweet culpando a LLM.
A las 10:30 p.m. el tribunal dicta la orden de captura.
2 Celebración de la primera audiencia en un autobús en las puertas de la prisión militar Ramo Verde por tribunal incompetente.
3 Faltas a la ética en el manejo del caso por la fiscalía, conflicto de interés, (Ministerio Público –víctima y parte del proceso). Al ser victimas la Fiscalía y CICPC no deberían haber investigado el caso. Otros han podido investigar, la Guardia Nacional y el SEBIN.
4 Imposibilidad de incorporar pruebas durante la investigación y durante el proceso judicial (indefensión). En todas las etapas e instancias del proceso se ha exigido la necesidad de incorporar elementos de prueba de la defensa. Fueron sistemáticamente negados desde la juez de primera instancia hasta la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia. Ninguna apelación, acción de amparo, solicitud de avocamiento, nunca fueron atendidos o declarados con lugar a pesar de las claras evidencias de las violaciones constitucionales.
5 Parte del material probatorio de la fiscalía “desapareció” y fue incorporado fraudulentamente en el juicio (informe Rosa Amelia Azuaje).
6 Intromisión militar en un juicio civil. Militarización del Juicio. Cuatro alcabalas para ingresar al Palacio de Justicia, cuatro de ellas militares. Primera vez que esto sucede en un juicio a un civil. Prohibición de acceso de equipos electrónicos en la Sala de la audiencia para la defensa. Ausencia de publicidad en el juicio, siendo el juicio “oral y público” no se permite acceso a los medios de comunicación social, observadores internacionales, compañeros de partido Voluntad Popular y otros. “El juicio oculto de Leopoldo López”.
7 Cierre abrupto del periodo probatorio en el juicio. Se prescindió de testigos y pruebas faltantes del Ministerio Público y de la Defensa. La juez decidió suprimir la recepción de los mismos y convocar a las partes para la presentación de alegatos finales (conclusiones) y luego la sentencia en primera instancia.
La fiscalía no acepta como prueba los discursos de López, siendo su palabra el cuerpo del delito como determinador para que terceros quemaran las patrullas. En una de las audiencias dos adolescentes declararon su responsabilidad como autores materiales en la quema de las unidades de la policía, los dos testigos nunca han sido procesados.
Dice López: “Como puede usted condenarme por mis palabras si usted no las conoce”. Los discursos del 23/01/14, 02/02/14,12/02/14 (4 discursos) son base de la acusación del Ministerio Público y no son aceptados en el juicio.
DATOS DE INTERÉS
* Durante un año -70 audiencias, 108 testigos, 30 pruebas (600 horas), el Ministerio Publico trató de acusar a Leopoldo López y a los cuatro estudiantes. Ningún testimonio y ninguna prueba los incriminan.
* A López se le otorga solo 3 horas para presentar su defensa.
* El Tribunal en forma intempestiva da por terminado el juicio contra Leopoldo López.
* Fijan fecha para la culminación del juicio político de Leopoldo López.
* Ordenan a la juez acelerar el juicio contra Leopoldo López.
* Juicio injusto, ilegitimo y viciado.
* Criminalización de la protesta y la disidencia política.
* 1 año y 6 meses privado de libertad y de ese periodo 6 meses de aislamiento total.


jueves, 27 de agosto de 2015

Cabello condena a Leopoldo desde su programa de TV




****Diosdado Cabello se pone la soga al cuello. 
Abusa de su poder en TV. Irá a prisión como Manuel Noriega

Ver: http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=1103804

Este video muestra al presunto narco, Diosdado Cabello, hablando en su programa de TV  con un muñeco que llama General, quien se limita a asentir con la cabeza, en respuesta a todas las barbaridades que le pregunta el presunto narco.
En este programa Cabello condena a Leopoldo de antemano, lo cual  - en cualquier país civilizado del mundo -  serviría para anular el juicio.
Este juicio de Leopoldo López, lleno de vicios procesales múltiples, servirá para meter preso al presunto narco Cabello, quien será juzgado en un tribunal que administre justicia.

                        Estos son los vicios en el juicio de Leopoldo López:


                              VICIOS PROCESALES,
              CASO LEOPOLDO LOPEZ MENDOZA

1 Ausencia de investigación previa a la captura.
Los hechos ocurren entre 2:00 p.m. y 3:00 p.m.
Diosdado Cabello a las 3:57 p.m. acusa a López de los homicidios.
A las 5:00 p.m. la Fiscal General declara imputando a López.
Elías Jaua a las 5:30 p.m. lanza 2 tweet culpando a LLM.
A las 10:30 p.m. el tribunal dicta la orden de captura.
2 Celebración de la primera audiencia en un autobús en las puertas de la prisión militar Ramo Verde por tribunal incompetente.
3 Faltas a la ética en el manejo del caso por la fiscalía, conflicto de interés, (Ministerio Público –víctima y parte del proceso). Al ser víctimas la Fiscalía y CICPC no deberían haber investigado el caso. Otros han podido investigar, la Guardia Nacional y el SEBIN.
4 Imposibilidad de incorporar pruebas durante la investigación y durante el proceso judicial (indefensión). En todas las etapas e instancias del proceso se ha exigido la necesidad de incorporar elementos de prueba de la defensa. Fueron sistemáticamente negados desde la juez de primera instancia hasta la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia. Ninguna apelación, acción de amparo, solicitud de avocamiento, nunca fueron atendidos o declarados con lugar a pesar de las claras evidencias de las violaciones constitucionales.
5 Parte del material probatorio de la fiscalía “desapareció” y fue incorporado fraudulentamente en el juicio (informe Rosa Amelia Azuaje).
6 Intromisión militar en un juicio civil. Militarización del Juicio. Cuatro alcabalas para ingresar al Palacio de Justicia, cuatro de ellas militares. Primera vez que esto sucede en un juicio a un civil. Prohibición de acceso de equipos electrónicos en la Sala de la audiencia para la defensa. Ausencia de publicidad en el juicio, siendo el juicio “oral y público” no se permite acceso a los medios de comunicación social, observadores internacionales, compañeros de partido Voluntad Popular y otros. “El juicio oculto de Leopoldo López”.
7 Cierre abrupto del periodo probatorio en el juicio. Se prescindió de testigos y pruebas faltantes del Ministerio Público y de la Defensa. La juez decidió suprimir la recepción de los mismos y convocar a las partes para la presentación de alegatos finales (conclusiones) y luego la sentencia en primera instancia.
La fiscalía no acepta como prueba los discursos de López, siendo su palabra el cuerpo del delito como determinador para que terceros quemaran las patrullas. En una de las audiencias dos adolescentes declararon su responsabilidad como autores materiales en la quema de las unidades de la policía, los dos testigos nunca han sido procesados.
Dice López: “Como puede usted condenarme por mis palabras si usted no las conoce”. Los discursos del 23/01/14, 02/02/14,12/02/14 (4 discursos) son base de la acusación del Ministerio Público y no son aceptados en el juicio.
DATOS DE INTERÉS
* Durante un año -70 audiencias, 108 testigos, 30 pruebas (600 horas), el Ministerio Público trató de acusar a Leopoldo López y a los cuatro estudiantes. Ningún testimonio y ninguna prueba los incriminan.
* A López se le otorga solo 3 horas para presentar su defensa.
* El Tribunal en forma intempestiva da por terminado el juicio contra Leopoldo López.
* Fijan fecha para la culminación del juicio político de Leopoldo López.
* Ordenan a la juez acelerar el juicio contra Leopoldo López.
* Juicio injusto, ilegitimo y viciado.
* Criminalización de la protesta y la disidencia política.
* 1 año y 6 meses privado de libertad y de ese periodo 6 meses de aislamiento total.



Ultima hora: César Gaviria llama al pueblo Colombiano a unificarse frente a Maduro, Cabello y pandilla


Ultima Hora

Explosivas declaraciones de César Gaviria en contra de 
Maduro&Cabello y Pandilla, SRI



El ex-presidente Colombiano César Gaviria emitió anoche unas explosivas declaraciones en contra de lo que llamó “la vulgar agresión de Maduro y Cabello” en contra de humildes Colombianos, aventados por estos sujetos de Venezuela, con destrucción de sus viviendas, humillando a niños y gente indefensa. Dijo que los Colombianos todos están indignados sobre lo ocurrido. A pesar de reiterar que Colombia debe buscar soluciones enmarcadas dentro del Derecho Internacional, fue muy enfático, apasionado es la palabra, para denunciar  a la pandilla de Maduro y Cabello. Gaviria resistió todas los esfuerzos del entrevistador para lograr que se pronunciara sobre los pasos que deberá tomar el gobierno Colombiano, ya que – según dijo – eso le corresponde al Presidente Juan Manuel Santos, pero sí transmitió por la pantalla una posición exaltada y emotiva, la cual puede reflejar el ánimo del pueblo Colombiano en estos momentos.
 Gaviria también le dedicó agrias críticas al “mensajero de Maduro”, como definió al narco-ex-presidente Colombiano Ernesto Samper, quien insiste que en la frontera Colombo-Venezolana no está pasando “nada”, y que esto es una operación en contra de “paramilitares”. Preguntó que va a hacer Colombia en UNASUR, se queda allí o se va, si es que los presidentes de Perú, Chile y otros países no apoyan a Colombia.
Estas declaraciones de Gaviria, más la posición de Uribe, están unificando al pueblo de Colombia en torno a una posición más firme que la mostrada hasta ahora por la infeliz Canciller Holguín, quien se sentó con Delcy Eloina, a conversar y tomar el té, después que Delcy Eloina, llena de collares de perlas, se refiriera a Uribe como una vergüenza para Colombia.

El dúo Maduro-Cabello debiera recordar que en estos momentos una confrontación militar entre Colombia y Venezuela podría significar una humillante derrota para ellos, por dos razones: una, el ejército Colombiano está mucho mejor preparado y entrenado que el moralmente y físicamente deteriorado ejército venezolano y, dos, que el pueblo de Venezuela no está con el dueto degradado y prostituido, sino con la democracia y la libertad. 

Quien interviene a Maduro y a su régimen?


El silencio es un crimen de guerra

Si en una esquina cualquiera  de nuestro país un hampón lleno de odio está asesinando a un ciudadano ante la mirada de otros ciudadanos, venezolanos o extranjeros, la ley no podrá perseguir a los mirones indiferentes pero la ética si los condenará. La ley moral obliga a un ser humano a intervenir en defensa de otro ser humano cuando este es atacado por un gorila rabioso o un hampón desquiciado.
 Esto es exactamente lo que está sucediendo en estos precisos momentos en la Venezuela del gorilesco Nicolás Maduro, un analfabeta lleno de odio, quien lleva a cabo una labor de destrucción nacional como nunca se había visto en Venezuela, todo por órdenes de la dictadura que impera en Cuba.
Quienes asisten silenciosos frente a esta tragedia son los civiles venezolanos que se dicen decentes, los militares que se dicen institucionales, los latinoamericanos que se dicen demócratas y los líderes políticos de países que se dicen civilizados. Y este silencio frente a lo que está ocurriendo en Venezuela es el producto de la cobardía moral, del cinismo y de la corrupción.
El gorila ha quebrado financieramente al país. Ha colocado a sus habitantes al borde del hambre y de la muerte por falta de insumos médicos. Se ha peleado con todos sus vecinos y está promoviendo en este momento un crimen en contra de miles de ciudadanos Colombianos, solo para ocultar el desastre nacional. Insulta a los empresarios. Acusa a los opositores de crímenes que han sido llevados a cabo por sus secuaces. Viola la constitución y las leyes electorales, amparado en una pandilla de malandros que le sirven.
¿Y nadie se rebela? ¿Nadie lo interviene?
Es hora de decir que el régimen de Nicolás Maduro debe ser intervenido. Cual fisonomía adquirirá esta intervención comienza a ser menos importante que la intervención misma. Ya sea la de la OEA aplicando la Carta Democrática interamericana, la de la ONU, actuando con sus cascos azules frente a una situación absurda de un loco desatado que daña a su país y a los países vecinos, ya sea una coalición de loqueros que vengan al país a llevarse a ese demente y a sus pandilleros a un manicomio, ya sea una rebelión cívico-militar doméstica o una invasión, armada o no, de la diáspora venezolana, lo cierto es que a este régimen corrupto, inepto, entreguista y genocida hay que intervenirlo.
 Nunca he dicho esto de ningún otro régimen, ni siquiera el del difunto sátrapa. Porque esto que estamos presenciando viola los principios más elementales de la decencia humana. Maduro, Cabello y sus cómplices, en un número aproximado de 400-500, han violado todas las reglas, todas las leyes, la constitución y los derechos humanos de los venezolanos y, ahora, ponen en peligro toda la región con sus locuras. Y esto se lleva a cabo ante la mirada indiferente de mamotretos como UNASUR, de organizaciones zombis como la OEA, de gobiernos que se dicen depositarios de la llama de la libertad, como el de los Estados Unidos, de gobiernos vecinos atemorizados o abatidos por su propia corrupción, como es el caso de Colombia y Brasil. Los países angloparlantes del Caribe guardan silencio porque todavía reciben limosnas del gorila. Los países forajidos del ALBA como Cuba y Nicaragua callan porque esperan sus cheques mensuales. Argentina calla porque la mujercita recibió maletines llenos de dinero del sátrapa difunto. Dilma calla porque está ahogándose en la fetidez de su propio pantano.
El silencio de los Estados Unidos es atronador, hiere nuestros oídos. Emigré a este país en búsqueda de lo que había perdido en Venezuela. Ya USA es mi segunda patria. Pero esperaría que estuviera a la altura de su credo, que fuese el líder de los principios de democracia y libertad, que su acción fuera más decidida y no basada en las reuniones furtivas de Tom Shannon con el gorila. El gobierno de Barack Obama  juega un  desesperante juego de espera que hace posible que cada día mueran venezolanos y ciudadanos de su propio país en tierras venezolanas, sean expropiados empresarios y el gorila ande suelto vociferando, insultando y embruteciendo la región con sus actitudes simiescas.
El régimen de Nicolás Maduro y sus secuaces debe ser intervenido. Pero, ¿quién lo hará?

Quien lo haga, si es que alguien lo hace, contará con mi apoyo mientras su propósito sea el restablecimiento de la libertad y la democracia.   

miércoles, 26 de agosto de 2015

La reputación de la embajadora María Gabriela Chávez




El que al buen árbol se arrima... 

La señora María Gabriela Chávez, embajadora del castro-chavismo en la ONU, proyecta demandar a “El Diario de las Américas” por difamación, ya que su abogada, Eva Golinger, afirma que su cliente no tiene $4.197.000.000 en depósitos bancarios. Yo creo en lo que las dos damas dicen. La suma debe ser diferente y nadie sabe, sino María Gabriela (y el banco) cuanto es el monto. Las posibilidades son infinitas, desde cero hasta ...
Quisiera sugerirle a la Sra. Embajadora que la manera más rápida de resolver estos problemas tan enojosos es la siguiente: haga público el monto de sus depósitos bancarios. Quien no tiene nada que esconder no tiene por qué hacerlo. Yo lo haría, si alguien me acusara de haber robado unos reales. No habría nada más satisfactorio para mí que revelar el monto de mis haberes, a fin de probar mi honestidad.  
Para ser exactos, esto es lo que un funcionario público está obligado a hacer. Lo que pasa es que en la Venezuela del difunto y del payaso esto no se hace y, a quien pregunte, lo llevan preso. Es un estado policial y corrupto. Por serlo la embajadora está pagando el precio, ya que la gente cree,  sospecha, presume, que a la hija de quien fuera un dictador y manejara el dinero de la Nación a su antojo, debe haberle quedado un repele. Y eso no es necesariamente así. El difunto seguramente les dijo a sus hijas e hijos: “trabajen dignamente. No metan la mano donde no deben. Nada de utilizar mi nombre para hacer negocios con otros países. Nada de ocupar casas de la Nación a lo cual no tienen derecho. Nada de comprar relojes costosos o andar viajando en los aviones de PDVSA para Disneyworld o París. Miren que la mujer y toda la familia del César, y soy un César,  deben parecer honestas”.
Por eso creo que la Sra. Embajadora pegaría un jonrón moral y avergonzaría a quienes dudan de su honestidad,  dando a conocer su (s)  saldo (s)  bancario (s), tanto los corrientes como los de ahorro, porque todos tenemos derecho a tener nuestros ahorros. Eso sí, deben ser proporcionales al trabajo que hemos hecho en la vida, nada de premios gordos fantasmas o herencias raras  o “el tesoro que me encontré bajo el cují”.    
Si la Sra. Embajadora hiciera esto daría una clase de civismo a Venezuela, la clase de civismo que la Nación espera de sus familias reales, que den a conocer sus reales.
¿Para que gastar dinero en contratar a Eva Golinger, quien ya tiene suficientes ingresos, pudiendo publicar una carta en El Diario de las Américas revelando sus haberes?

¡Vamos a simplificar nuestras vidas, Sra. Embajadora! 

A tres años de la tragedia de Amuay la culpa es de la PDVSA roja


DECLARACIÓN del Centro de Orientación en Energía (COENER), Academia de Ingeniería y Hábitat (ANIH) , CEDICE Centro de Estudios de Energía de Venezuela, el Grupo Orinoco de Energía y Ambiente la y la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP)

A TRES AÑOS DE LA TRAGEDIA OCURRIDA EN LA REFINERÍA AMUAY EL 25-08-2012

Al cumplirse el tercer aniversario del más grave incidente ocurrido en la industria petrolera venezolana, en el que, según la fuente oficial, perdieron la vida 42 personas, 150 resultaron heridas y 5 aún permanecen desaparecidas, nuestras instituciones expresan nuevamente su pesar y palabras de solidaridad a los familiares de todos las personas fallecidas y heridas, así como también a aquellos ciudadanos cuyos bienes se vieron afectados por este desastre, a la vez que manifiestan su preocupación por no haberse obtenido de los organismos oficiales respuestas razonables y perentorias a las interrogantes básicas que surgieron desde el primer día de ocurrida esta tragedia.
Ante la gravedad del evento y tal como fue oportunamente comunicado por nuestras instituciones a la opinión pública, en aquel momento se imponía que el Gobierno Nacional designara rápidamente un Comité de Investigación independiente, integrado por expertos nacionales e internacionales, en el cual el personal de la refinería participara únicamente para prestar el soporte requerido para la recopilación de la información pertinente. Dicho comité debería, en un plazo perentorio, determinar las causas de esta lamentable tragedia, identificar los elementos necesarios para establecer las responsabilidades del caso y lo que es más importante, emitir las recomendaciones necesarias para evitar la ocurrencia de otra fatalidad similar, acciones que no se ejecutaron en el momento preciso.
Dado que en agosto de 2013 -transcurrido un año de la tragedia- no se había emitido un informe oficial del accidente por ningún organismo del Estado, el Centro de Orientación en Energía (COENER) presentó a la opinión pública los resultados de su investigación realizada por un equipo de técnicos y especialistas. Este documento se publicó el 25 de agosto de 2013 en el blog de COENER http://coener2010.blogspot.com/ e inclusive fue entregado personalmente al presidente de la Comisión de Energía de la Asamblea Nacional. En este Informe se presentó el análisis del accidente; sus causas potenciales; su impacto de tipo material, económico y ambiental, para la corporación PDVSA y el país; las conclusiones que se derivan de la investigación; y un conjunto de recomendaciones orientadas a evitar la recurrencia de accidentes similares en la Industria Petrolera Nacional.
 Como un mecanismo de defensa/respuesta a la iniciativa tomada por COENER, PDVSA realizó el lunes 09 de septiembre de 2013 una presentación sobre el accidente de la Refinería de Amuay, en la que concluyó que el mismo fue ocasionado por una acción de “sabotaje”, afirmando que “se encontraron aflojados siete de ocho espárragos de la base de la bomba de olefinas P-2601 del Bloque 23”, situación que atribuida a una “acción intencional de terceros interesados en provocar una catástrofe” y que prontamente se darían a conocer sus responsables. Esta presentación mostró una serie de datos y eventos análogos a los indicados en los análisis e informes presentados previamente por COENER.
De manera inmediata, especialistas que integran COENER, analizaron cuidadosamente el contenido de la referida presentación de PDVSA (pues no se publicó el correspondiente informe técnico) y unánimemente se llegó a la conclusión que el argumento del sabotaje no tenía sustento técnico alguno; por el contrario, en esta presentación se reforzaba la tesis que las causas de la fuga de gas, la secuencia de eventos previos a la explosión e incendio, y la lamentable ausencia de los sistemas de alarma, de procedimientos efectivos de combate de incendios y de la aplicación oportuna de adecuados procedimientos de evacuación, fueron consecuencia de serias deficiencias operacionales y de mantenimiento.
A pesar de los compromisos anunciados por el Ejecutivo Nacional y por la Fiscalía General de la República desde el mismo momento del evento, todavía hoy a tres años de ocurrida la tragedia, PDVSA no ha publicado el Informe Definitivo ni ha vuelto a declarar sobre el tema. De igual forma, los demás entes oficiales responsables de investigar este asunto, como es por ejemplo el Ministerio Público, que se comprometió a publicar su respectivo informe y en el que debía haberse pronunciado formalmente sobre las responsabilidades del caso, tampoco lo ha hecho. Esto denota el grave vacío institucional que impide que la sociedad venezolana tenga una respuesta clara, veraz y confiable sobre las causas de este accidente que causó la pérdida de invalorables vidas humanas y cuantiosos daños materiales al patrimonio de los venezolanos y particularmente a la comunidad de Paraguaná. Lo más grave y preocupante es que no se hayan presentado hasta ahora recomendaciones de lo que ha debido y debe hacerse para evitar que vuelvan a ocurrir tragedias de esta magnitud.

NOTA: No pudimos transcribir las gráficas sobre severidad de accidentes

De hecho, se reporta una reducción en general de los eventos y de los índices [de accidentes], sin embargo, se observa que los números siguen siendo muy elevados y la cantidad de “lesiones incapacitantes” y el Índice de Frecuencia Neta (IFN), que indica la frecuencia de accidentes que causan lesiones incapacitantes en los trabajadores, se mantienen en 2013 y 2014 en el mismo elevado nivel de 2012. Por otra parte, al comparar con otras referencias internacionales, e incluso con empresas que son propiedad de la misma PDVSA, como es el caso de CITGO, se confirma que los esfuerzos que se hayan podido realizar no han sido suficientes ni eficaces y que están lejos de traducirse en una urgente y significativa reducción de los índices de accidentalidad. Adicionalmente, lo que se evidencia de las noticias sobre siniestros y fatalidades que han llegado a publicarse en lo que va del presente año 2015, hace pensar que los niveles de riesgo de la industria petrolera venezolana tienden a aumentar.
NOTA: no pudimos transcribir las gráficas de índices de severidad en accidentes.
Ambas gráficas indican que la lamentable situación de PDVSA en cuanto al riesgo industrial, lejos de presentarse como una situación coyuntural por la ocurrencia de un accidente grave, como fue el caso de Ecopetrol en 2010, luce como una característica intrínsecamente relacionada con el modelo de gestión que se ha adoptado en los últimos años en la industria de los hidrocarburos en Venezuela que ha impactado la manera como se programan, se supervisan y se llevan a cabo los procedimientos operacionales y de mantenimiento. Sus índices de siniestralidad siguen siendo escandalosos y consistentemente elevados, aun observando una leve disminución en 2014, en comparación con empresas similares y con su propia subsidiaria CITGO, lo cual confirma que el problema es propio de sus operaciones y de su pésima gerencia en Venezuela. Este lamentable desempeño queda aún más evidenciado con los indicadores específicos del CRP, donde en 2014 el índice de severidad alcanzó una las cifras más elevadas de la industria (689 días perdidos por millón de HH según Informe de Gestión Social y Ambiental PDVSA 2014). Esto indica que a pesar del lamentable siniestro de 2012 la gerencia de este complejo y la Junta Directiva de PDVSA siguen sin tomar medidas efectivas en materia de seguridad industrial.
Un aspecto adicional de reciente repercusión en las redes sociales y en los poquísimos medios de comunicación que aún se mantienen independientes y con una digna posición crítica frente a la acción gubernamental, ponen de manifiesto la nefasta gestión de la Directiva de PDVSA y lo que obliga a preguntarnos:
¿Cuántas demandas judiciales habrán iniciado las compañías de seguros contra PDVSA sobre este este accidente y con relación a los programas de mantenimiento y prácticas operacionales aplicadas en los sistemas donde se produjo la explosión de Amuay, y con relación a accidentes similares producidos posteriormente en las refinerías de Cardón, El Palito y Puerto La Cruz? A este respecto invitamos al lector a acceder a más información sobre el asunto en los siguientes enlaces:

De su lectura, nos surgen preguntas adicionales: ¿Cuál es la verdadera situación del Centro de Refinación Paraguaná en cuanto a las pólizas de seguro de sus instalaciones? ¿Logró PDVSA recuperar de las compañías de seguros las cuantiosas pérdidas económicas de este incidente?
Queda evidenciado que el lamentable accidente ocurrido en la Refinería de Amuay el 25 de agosto de 2012, no fue un hecho fortuito. La tendencia creciente de paradas no programadas, la extensión de paradas programadas en las refinerías y el recurrente aumento de la accidentalidad en todas las instalaciones industriales de PDVSA, son consecuencia directa de la decisión de despedir en el año 2003 a más de 20 mil trabajadores, irresponsable acción que desprofesionalizó sus cuadros gerenciales y técnicos, agravado por el hecho de desviar la atención de la empresa de sus actividades medulares para convertirla en un brazo ejecutor de múltiples actividades ajenas al negocio petrolero. Para superar esta crisis, se requiere retomar el modelo de una empresa eficiente, productiva y orientada a la mejora continua de su gestión, concentrada en el negocio de los hidrocarburos, que fue la razón de ser y caracterizó a Petróleos de Venezuela, S.A. en sus primeros veinticinco años.


Ante la ausencia de respuestas y el desconocimiento de esta situación por parte de PDVSA, del Ejecutivo y de los poderes públicos responsables de la fiscalización de los entes públicos y la defensa de los trabajadores y las comunidades circundantes a los centros petroleros, exigimos de nuevo a la Comisión de Energía de la Asamblea Nacional y a la Fiscalía General de la República, acometer las acciones inherentes a sus funciones de contraloría y ejercer las acciones necesarias para que se responda, tal como lo establece la Ley y sus Normas Internas, por el grave accidente ocurrido en la Refinería de Amuay, y en particular se adopten las medidas requeridas para evitar que vuelvan a ocurrir tragedias similares. Solicitamos igualmente que efectivo de inmediato se someta a PDVSA y a todas sus filiales a una auditoría integral de Seguridad, Higiene y Ambiente (SHA) en todas sus operaciones y que los resultados de esa auditoría se apliquen para corregir irregularidades y prevenir futuras desviaciones, con estrictos seguimientos mensuales.

martes, 25 de agosto de 2015

Memo a la gran diáspora venezolana




¿Cuantos somos? Se dice que más de un millón de venezolanos están dispersos por todo el planeta, con significativas  concentraciones en USA, España, Panamá, Colombia y Canadá. Quienes estamos fuera del país lo hemos decidido en base a variadas razones,  pero lo que sí es cierto es que la inmensa mayoría rechaza el régimen político que ha dominado a Venezuela por los últimos 16 años. Representamos una fuerza opositora a la dictadura.

Mi primera reflexión sobre esta situación de hecho es que ese millón de venezolanos que rechazan la dictadura venezolana tiene menos trabas para actuar en contra de la dictadura que si estuviera en Venezuela. Entre los factores que limitan la labor opositora en territorio venezolano está el miedo, ese terrible sentimiento de temor a las represalias de un régimen brutal. Desde USA o España ese miedo no existe, no porque seamos más valientes, sino porque estamos lejos, el miedo se encuentra amortiguado por la distancia. Aunque el brazo del régimen dictatorial es largo, su atención inmediata está en lo que sucede en el país, no afuera del país. Ello nos da una oportunidad de trabajar desde afuera más activamente en la aceleración de la salida del trágico sistema político que hoy nos acogota. Podemos constituirnos en formadores de opinión sobre nuestro país en donde estemos y tratar de influenciar, en la medida en que podamos, la actitud del gobierno del país donde estemos acerca de la situación venezolana.

Lo segundo que pienso es que la influencia de cada uno de nosotros sobre el estado de cosas en Venezuela puede ser mucho más importante de lo que usualmente creemos. Desde que Edward Lorenz escribió su artículo científico sobre los sistemas meteorológicos: “Puede el aletear de una mariposa en Brazil causar un tornado en Texas?” hemos aprendido mucho sobre los sistemas complejos, en contraposición a los problemas simplemente complicados. No solo la meteorología es hoy parte de un sistema complejo sino que lo es también la estabilidad política de naciones en un ambiente geopolítico progresivamente interdependiente. Hace algunos años la inmolación de un humilde hombre en Tunisia desencadenó la caída de Mubarak en Egipto, de Gadafi en Libia y una situación desesperada para Asad en Siria. Lo que hagamos nosotros, a título individual, desde nuestros remotos y pequeños ambientes puede resultar en un gran impacto en nuestro país. Soy un un anciano y escribo esto en piyamas, en una simple laptop, en un pequeño hogar situado en un rincón del mundo, pero puedo llegarle a miles de compatriotas que comparten mis anhelos por una Venezuela libre y democrática. No pienso prenderme fuego  (al menos todavía) pero sí creo que no debemos subestimar nuestro poder para influenciar los acontecimientos si actuamos con decisión.  Esto no quiere decir que podamos hacer realidad los acontecimientos deseados. No. En sistemas complejos, cuando aletea la mariposa no sabemos a lo que este aleteo conducirá, solo sabemos que desencadenará resultados impredecibles. Pondremos fuerzas desconocidas en movimiento.

Pienso también que no son solo los grandes hombres  quienes hacen los grandes gestos. Al contrario, los grandes gestos son frecuentemente  llevados a cabo, como en el caso del joven de Tunisia arriba mencionado, o como en el caso del joven que se paró frente a los tanques en la Plaza de Tiananmen, por seres modestos y  anónimos, quienes  en un brillante momento pasan a  representar  lo mejor del espíritu humano. La textura democrática de los venezolanos y su decisión de resistir le debe más al sacrificio de Franklin Brito que a las actuaciones formales y convencionales de nuestros veteranos políticos.  A la hora de dejar el miedo a un lado es en Brito en quien pensamos, y en cuya memoria nos basamos para actuar con coraje y entereza.  

Una vez establecida la importancia y la potencial influencia de la diáspora en el futuro de Venezuela, podemos pensar en estrategias, en cómo actuar con mayor eficiencia y eficacia para recuperar a nuestro país. Aquí tenemos mucha tela donde cortar, porque es cierto que muchos compatriotas están tan ocupados en labrarse una nueva vida lejos de Venezuela que no han tenido tiempo de incorporarse a la resistencia contra la dictadura. Como resultado, la diáspora está trabajando a un nivel bajo de eficiencia. Pero si creo posible que cada uno de nosotros piense en lo que es posible hacer, a título individual y/o colectivo,  y que lleve a cabo su propia tormenta interna de ideas sobre lo que pudiera hacer.

Lo característico de una tormenta de ideas es que no debe excluir ninguna posibilidad, por más improbable que parezca ser,  desde una invasión al país (mejor planificada que la de Bahía de Cochinos) hasta la ocupación pacífica de una embajada, el abucheo a Pastor Maldonado en algún país del mundo donde choque su auto, un remitido por la prensa, una carta a la OEA o a la ONU, lanzarle un zapato a Luis Britto García en una de sus frecuentes visitas a Washington o exponer la corrupción de Maduro y su pandilla y de los generales narcos  cómplices del chavismo-castrismo. Y, por qué no escribir una canción que se haga viral y que simbolize la lucha de la diáspora venezolana en contra de la dictadura? Hoy en día el YOUTUBE haría esto posible. Entre nuestro millón debe haber más de un talento musical que la pueda escribir.

 Muchos saludos a mis compatriotas de la diáspora, donde quiera que estén.