jueves, 28 de abril de 2016

Ángel Rodríguez: Ministro de Electricidad por pocas horas en 2010


Sección : Donde estará ahora?

El ministro de energía eléctrica que duró escasos días en el cargo en 2010, Ángel Rodríguez, era un incompetente. Como nadie lo conocía no sabíamos cuál era la dimensión de su incompetencia. El propio Chávez se encargó de darnos su currículo vitae. Dijo lo siguiente: “Ángel es un obrero, viene de la clase obrera, trabajó muchos años en Pdvsa (Petróleos de Venezuela). Ángel era uno de esos muchachos que por allá, (…), cuando estábamos nosotros 'encanaos' en Yare (…) que venían de Anzoátegui, de esos movimientos y venían y traían documentos y llevaban grabaciones que nosotros hacíamos a escondidas en unas cintas chiquititas (…) Y bueno cuando salimos de la cárcel, entonces nos conseguimos y comenzamos a conformar el Movimiento Revolucionario 200". 
Como se verá, la experiencia de Ángel Rodríguez era de mensajero, de correveidile de Hugo Chávez y sus cómplices durante sus intentos por tumbar el gobierno democrático constituido.
Como podía ser ministro de nada el pobre señor?
Sin embargo, la razón de su fulminante destitución no fue su ignorancia e incompetencia, lo cual no representaba problema alguno en el gobierno de Chávez. No. Fue destituido como ministro de electricidad porque se robaba la electricidad, según acusación de la prensa del Estado Anzoátegui, donde el ministro tenía su vivienda.
Sin embargo, la revolución no abandona a sus lacras. A fines de 2015 este señor era nada menos que presidente del Parlamento Latinoamericano por Venezuela.

Donde estará hoy este representante del Pseudopitecantropus raterus? 

Hugo Chávez: el traidor que nos enseñó a odiar

Terrible despilfarro para perpetuar la memoria de un traidor

Entre los escombros del chavismo ha quedado una peligrosa pretensión: la de que Hugo Chávez fue un gran hombre. Se refieren a él como “el comandante eterno, el líder inter-galáctico, el padre de la revolución” y otras estupideces por el estilo. El régimen gasta millones en publicidad para tratar de perpetuar la memoria del traidor como un nuevo Bolívar y, de manera más grotesca aún, como alguien que junto con Bolívar y Jesús forma una divina trilogía. Son millones lo que un régimen agonizante gasta en este chocante culto a la personalidad.
La verdad es que esta pretensión del lumpen social chavista debe ser combatida con todo vigor. Hugo Chávez fue un traidor, un corrupto y un irresponsable demagogo. Aunque se requeriría un libro para documentar esta aseveración, se puede decir lo siguiente en breves líneas:
Traidor, porque insurgió con las armas en contra de un gobierno democrático y legítimo, lo que no se puede decir del régimen actual. Traidor a su juramento, a su país, a sus soldados, a quienes llevó engañados al golpe, traidor a sus mismos cómplices cuando se rindió sin pelear.
Corrupto, porque utilizó el dinero de la nación como si fuera de él. Regaló 30 millones de dólares a Evo Morales de manera improvisada, en la televisión, algo que vimos con asombro y llegó a darle casi 3000 millones al régimen boliviano para comprar la total lealtad de Morales. Aceptó donaciones de un banco español para su campaña presidencial y, aún,, después de ser presidente. Usaba relojes costosísimos que no podía pagar con su sueldo, andaba por el mundo con un séquito de centenares, incluyendo familiares. Entregó petróleo a Castro, a Morales, a Kirchner, a Correa. Financió campañas de extranjeros con nuestro dinero. Hizo lo que le dio la gana con el erario público. Tenía reuniones de su gabinete en la Habana. Permitió que sus familiares y amigos y cómplices saquearan el tesoro público para mantenerlos leales a su locura. Saqueó al Banco Central de Venezuela y  endeudó al país de manera obscena para financiar, ya agonizante, su última campaña presidencial.  
Demagogo e irresponsable porque implantó una ruinosa política social carente de programas de naturaleza estructural, enteramente basada en limosnas, dádivas, regalos y distribución de comida gratis a sus “seguidores”. Al morir, dejó más pobres de los que encontró, despilfarró el ingreso petrolero más alto de la historia venezolana y endeudó al país a tal punto que ya ha incurrido en cesación de pagos  con empresas extranjeras y venezolanas. Peor aún, sembró el odio en contra de los venezolanos que le adversaban, insultándolos y humillándolos. Enseñó al país a odiar.
Los venezolanos no podemos permitir que este traidor, corrupto e irresponsable sea endiosado. Debemos combatir todo los intentos de sus beneficiados de perpetuar su memoria. Debemos documentar sus desafueros. Su procacidad, su resentimiento, sus abusos de poder, evidenciaron lo peor que hay en un venezolano. EL psiquiatra Chirinos lo definió como un narcisista (Chirinos también lo fue y sabía de qué hablaba), otros psiquiatras lo han definido como un sociópata, una persona carente de escrúpulo alguno para manejar conciencias y el dinero ajeno. Entregó la soberanía venezolana en manos extranjeras.

En todos los escenarios posibles, en Venezuela y en el mundo, los venezolanos dignos deben desmontar el mito de Chávez, reducirlo a lo que fue: un traidor, un corrupto y un irresponsable demagogo. 

miércoles, 27 de abril de 2016

Aristóbulo: un bagazo moral que presagia la Venezuela del futuro?



La baja estofa de la pandilla chavista quedó en evidencia una vez más cuando todos los líderes reunidos, ver foto, luciendo un grave semblante, hicieron ayer un anuncio que consideraron muy importante para la Nación. Quien llevó la voz cantante fue Aristóbulo. Dijo: “Les informo, por orden del presidente, que en Venezuela no se trabajará ni Miércoles, ni Jueves, ni Viernes. Sábado y Domingo serán días de descanso. La revolución ha hecho posible que nuestro pueblo pueda, al fin, vivir sin trabajar”. Si estas no fueron sus palabras textuales, este si fue el mensaje. Ese pequeño hampón, alborozado por ser “vicepresidente”, ha quedado para hacer los mandados más denigrantes.
Después de 16 años de revolución chavista el país se ha ido apagando progresivamente, para llegar a donde está hoy: a oscuras, sin agua potable, sin divisas, sin comida o papel higiénico, sometido a colas interminables hasta para comprar un analgésico cualquiera, embrutecido y humillado. Ha sido gobernado por traidores, ladrones, torturadores, expropiadores, ineptos y extranjeros, quienes la han ido destruyendo sistemáticamente.
Asombrosamente, todo ello ha ocurrido en medio de una casi total indiferencia, inercia y hasta cierto regocijo masoquista por parte de nuestro pueblo. Más que el predominio de una pandilla corrupta e ignorante, lo más revelador sobre nuestro país ha sido la conducta laxa de nuestro pueblo. Le hizo caso a un demagogo quien hizo el anti-milagro de despilfarrar la mayor riqueza que ha tenido Venezuela en toda su historia. Vio con aprobación como mucha de esa riqueza se iba al exterior, a los bolsillos de los amigotes del difunto y vio con aprobación como esa riqueza se mal utilizaba internamente en dádivas, limosnas, regalos, misiones fraudulentas y francachelas populistas que creaban una ilusión de prosperidad y que han dejado al país mucho más pobre hoy de lo que era cuando estos bárbaros llegaron al poder.
Los venezolanos dignos que se rebelaron en contra de estas humillaciones y que creyeron hacerlo interpretando los sentimientos del “bravo”  pueblo están hoy presos y semi-abandonados hasta por muchos de sus propios compañeros, quienes se han ido “amoldando” a la “realidad”.  Afortunadamente estos venezolanos dignos cuentan con la solidaridad de países democráticos que presionan por su libertad.
Al ver su situación  actual es necesario aceptar que Venezuela ha sido destruida por un chavismo malvado, sí, pero con la complicidad de un gran sector, cobarde y codicioso, del país. Esto es necesario decirlo porque tiene relación importante con el país que seremos en el futuro. ¿Nos estará anunciando Aristóbulo, el pequeño ser, la Venezuela del futuro? ¿Será la Venezuela del futuro un país habitado por gente que vaya cerrando puertas de sitios vacíos, apagando luces, abandonando logros, colgando la hamaca en el corral cuando se va la luz, resignándose a un regreso colectivo a las cavernas? Recordemos que este Aristóbulo que hoy anuncia, con aspecto de gran estadista, que ya no se trabajará más porque no hay luz, es el mismo Aristóbulo que era alcalde activo y entusiasta en una Venezuela democrática. De aquel Aristóbulo animoso no queda hoy sino este bagazo moral que anuncia la total inactividad laboral para la nación, ya que sus compinches destruyeron Guri y se robaron los reales de las plantas termoeléctricas. Lo que debería haber hecho este deplorable espécimen humano es declarar una emergencia nacional y poner  su gente a trabajar 24x7 para lograr superar una crisis que ya no es solamente eléctrica, sino de agua, de comida de medicinas, en suma, de actitudes. Lo que debería hacer este náufrago del decoro es pedir la cárcel para quienes han llevado al país a esta situación, así tenga que comenzar por él mismo.
Aristóbulo aparece hoy como  símbolo de una Venezuela prostituida, embrutecida y humillada. Como él hay millones quienes ya tiraron la toalla, quienes olvidaron sus anhelos de ver un país pujante, trabajador, progresista. Y esto es lo realmente grave para el país, que la gente que lo habita haya perdido el deseo de ser dignos.
Por supuesto, hay venezolanos dignos. No debe pensarse que todos los venezolanos son como el chavismo destructor. Pero si debemos aceptar que la permanencia de este régimen en el poder, después de haber demostrado hasta la saciedad que es incapaz de gerenciar un país hacia la modernidad y el progreso, revela que hay una masa crítica de zánganos, vividores, cobardes, adulantes y ladrones, una Venezuela aluvional que representa una terrible carga para quienes desean ir adelante.
Y esto es lo fundamental: ¿podremos con esa carga? Por lo que veo, lo dudo.  


martes, 26 de abril de 2016

LA FUERZA ARMADA VENEZOLANA: CORRUPTA Y MANDANDO


La razón por la cual la Fuerza Armada venezolana no va a intervenir a favor de la democracia y la libertad de nuestro país está ya muy clara: esta institución no solo es corrupta sino que, esencialmente, es el gobierno. El llamado Presidente Maduro es un títere de las fuerzas militares venezolanas y de sus asesores cubanos, mientras que el llamado Tribunal Supremo de Justicia es apenas el tinglado legal creado para mantener la ficción de un orden constitucional, aunque paradójicamente, el mantenimiento de la ficción haya terminado por destruir los escasos restos de ese orden. 
 Aunque todavía la apariencia de poder político se halla en Miraflores el verdadero poder político está en el Ministerio de la Defensa. A fin de acrecentar este poder la Fuerza Armada ha ido estructurando un imperio minero e industrial muy corrupto, siguiendo el modelo de  la Cuba castrista. Esto sucede ante las narices de una oposición venezolana impotente,  cuyo centro principal de poder, la Asamblea Nacional,  ha sido disminuido significativamente por las maniobras del TSJ apuntalado por la Fuerza Armada.
Por ello, cualquier cambio político significativo que pueda ocurrir en Venezuela difícilmente podrá originarse desde adentro y probablemente tendrá  que ser catalizado desde afuera. El país está hoy en manos de una dictadura en la cual la base principal de poder es la Fuerza Armada, institución ociosa desde el punto de vista militar, dedicada a enriquecerse por medio de la creación de un imperio minero e industrial, e involucrada -  al menos de manera tangencial -  con el contrabando de extracción y el narcotráfico. La Fuerza Armada venezolana de hoy es una institución prostituida, tolerante de la criminalidad entre sus miembros y aliada con sectores empresariales rapaces a fin de crear una base de poder financiero que les consolide en el poder político. 
Las evidencias de que esto es así son numerosas. Incluyen la identificación hecha por el gobierno estadounidense de varios generales venezolanos activos y con importantes posiciones en el régimen involucrados en el narcotráfico, una identificación muy explícita que la Fuerza Armada venezolana se ha negado a investigar, elogiando a sus miembros señalados como criminales. Incluyen la creación de una empresa militar, controlada por el ministerio de la defensa, para llevar a cabo servicios petroleros de la más variada naturaleza, mientras las verdaderas empresas de servicios petroleros, como Schlumberger y Halliburton, se van del país porque PDVSA no les paga. Esta empresa militar-petrolera es absurda y grotesca porque de servicios petroleros los militares venezolanos no tienen la más remota idea. Solo son expertos en reprimir ciudadanos y saquear el erario público, como lo probaron, entre otros, los manejadores del Plan Bolívar 200 y del Fondo Único Social  
Solamente en Fuerte Tiuna el complejo industrial de la Fuerza Armada venezolana ocupa unos 13 edificios en Fuerte Tiuna. Este programa de imperialismo industrial es  financiado por agencias del gobierno tales como la Misión Negro Primero, cuya misión declarada  es :  “dar respuesta a las necesidades sociales del personal militar y civil de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en aspectos como vivienda, salud, recreación, esparcimiento, créditos, servicios, educación y fortalecimiento de la moral, así como profundizar proyectos de infraestructura, equipamiento, mantenimiento y desarrollo nacional en pro de la seguridad y defensa de la nación”. Aunque esta misión declarada ya es un objetivo socialmente excluyente, al erigir a los miembros de la institución en una clase privilegiada rodeada de miseria por todas partes y feliz receptora de beneficios especiales, su misión no explícitamente declarada es la de financiar la estructuración de un imperio minero-industrial que se constituya en pilar económico de una institución que ha traicionado su misión y prostituido su actividad.
Otras evidencias de esta grosera intromisión de la Fuerza Armada venezolana en actividades que no le corresponden y que solo servirán para hundir más al país en la ruina, incluyen empresas como el Complejo Industrial Tiuna I, C.A. (Gaceta Oficial 40881, Decreto 2293), cuyos accionistas son CAVIM, 51% y un Grupo privado llamado ATAHUALPA,49%, empresa adscrita al ministerio de la defensa. Esta empresa funcionaría como Casa Matriz y tendría la representación de las acciones en las empresas del estado y empresas mixtas que le sean asignadas por el Ejecutivo Nacional.  Sus actividades serían de la más diversa naturaleza, listadas así: todo tipo de actividades lícitas desde producción, importación, comercio, prestación de servicios  relacionados con Agua mineral, productos textiles de vestir y accesorios, impresión, reproducción y afines de publicidad y propaganda, serigrafías, artefactos electrodomésticos, electrónicos, digitales, mecánicos de audio y video, computación, instalación de redes, equipos y muebles de oficina, equipos médico quirúrgicos, medicamento, utensilios desechables de uso médico y similares, útiles y textos escolares, juguetes, equipos, insumos y utensilios  de  cocina,  y todo lo conexo con lo anterior”. Esta es una enumeración enunciativa y no limitativa.  La analista Eglé Iturbe se pregunta (en artículo recibido por Internet y publicado por la Fundación Fermín Toro, ver: http://www.fermintoro.net/portal/2016/04/complejo-industrial-fuerte-tiuna-1-otra-empresa-militar/), si será conveniente que la tenencia  y representación de las acciones de  empresas del  Estado estén en una empresa  mixta constituida por la empresa productora de armas y municiones CAVIM y un Grupo Privado, el Grupo Atahualpa, productor de textiles, agua mineral  y comercializador de otros innumerables productos. Iturbe añade que esta empresa creada nada tiene que ver con otras empresas del Estado. Sin embargo, en teoría las 500 o más empresas estatales venezolanas podrían ser adscritas a este nuevo mamotreto, donde un grupo privado tiene el 49% accionario.            
Iturbe y RUNRUNES ofrecen información sobre el grupo ATAHUALPA,  creado en el 2004, el cual se dedica a desarrollar  campañas  publicitarias y soluciones integrales. “Posee  un complejo industrial textil en Caracas  donde  viene fabricando según informaciones de internet, productos para las campañas chavistas y de Maduro (gorras franelas camisas, morrales, etc.). Su presidente Atahualpa Fernández, de acuerdo a informaciones de las mismas fuentes, es  peruano nacionalizado español y socio de CAVIM desde hace  tiempo”.
Su socio, según el diputado Julio Montoya, es primo de Jorge Arreaza, el ex vicepresidente.  En el 2011 instalaron la empresa textil y la embotelladora de agua mineral en terrenos de Fuerte Tiuna donde ahora fabrican los productos mencionados. Esta empresa de Atahualpa Fernández ha sido la feliz proveedora de los llamados Morrales de Chávez, elaborados para la campaña presidencial del difunto.  RUNRUNES informa, ver: http://runrun.es/uncategorized/195222/negocios-potables-con-la-revolucion.html ,  que en España el grupo financia a PODEMOS, según denuncia del diputado Julio Montoya.  Montoya ha dicho, en una entrevista publicada en ABC.es de Madrid (07/03/15), que “las investigaciones de inteligencia arrojaron que las supuestas reuniones para el financiamiento a Podemos se realizaron en el despacho del presidente de Bancoex y un apartamento en la urbanización Campo Alegre, Caracas, a la que asistían el titular de Cencoex, Alejandro Fleming, y las empresas a ser favorecidas con dólares preferenciales  a tasa Sicad I  (Bs. 6,30 por dólar), que debían pagar 15% de comisión. Las sumas generadas por estas operaciones se repartían, de acuerdo con el documento avalado por el parlamentario, entre el vicepresidente Jorge Arreaza,  su primo Luis Eduardo Álvarez, Alejandro Fleming y Atahualpa Fernández. Este último se vincula a la organización política española mediante las empresas de maletín en Madrid y Navarra, que dirige en sociedad con el  periodista y empresario José María Rubio Hermoso de Mendoza, también socio de la Real Federación Española de Automovilismo”.
Solo en la Venezuela chavista puede verse como una empresa de armas y municiones produzca… agua mineral. Más aún, en 2010 Chávez pretendió expropiar todas las empresas privadas que embotellaban este producto, algo que siempre ha permanecido en la agenda de este régimen. De ocurrir, ello significaría que el agua potable sería un monopolio de la Fuerza Armada y del Sr. Atahualpa Fernández.  
La Fuerza Armada tiene la propiedad de las siguientes empresas: Banco de la Fanb (Banfanb), Empresa Agropecuaria de la Fanb (Agrofanb), Empresa Militar de Transporte (Emiltra), Empresa de Sistema de Comunicaciones de la Fanb, Canal de Televisión Digital Abierta para la Fanb (TV Fanb), Fondo de Inversión Misión Negro Primero, Constructora de la Fanb, C.A. (Construfanb) y Empresa Mixta Bolivariana Cancorfanb S.A. Y ahora, esta empresa mixta que describimos además de la grotesca empresa de Servicios Petroleros. Además, en el caótico plan de desarrollo minero que Merentes ha concebido para levantar dinero apresuradamente, la Fuerza Armada tendría un papel relevante, en una región de Venezuela donde ya ellos son el gobierno.  
EL CAOS VENEZOLANO ESTÁ MANEJADO POR LA FUERZA ARMADA
Dice Alberto Barrera Tyzka que: “el poder se ha instalado en una lógica castrense que supone que la mejor manera de enfrentar los problemas de la realidad es nombrando a un comando  extraordinario, una fuerza especial que evoca la eficacia bélica. Es una reacción instantánea, un reflejo casi en homenaje a Pavlov. Las neuronas del oficialismo también están uniformadas. Ante cualquier accidente, piensan de inmediato en la jerarquía, en la burocracia de los rangos y de las comisiones militares. Deberíamos tener una estadística puntual sobre esta forma de gobierno: ¿Cuántos Estados Mayores hay en el país? ¿Cómo ha sido su rendimiento? ¿Cuál es su eficacia?
 El 27 de agosto del 2013, por ejemplo, el entonces Vicepresidente Arreaza anunció la creación del “Estado Mayor para el sector salud”. Casi tres años después, ¿qué podemos decir? ¿Cómo se puede evaluar su gestión? ¿Cómo están hoy los hospitales públicos? ¿Qué pasa con los insumos médicos y farmacéuticos?
Otros ejemplos: en 2014, el Presidente Maduro instaló el “Estado Mayor para el Abastecimiento”, un súper poder que iba a combatir la escasez y la falta de bienes en el mercado ¿Hace falta ponderar cómo ha sido el desempeño de este cuerpo élite?
En enero del 2015, se decretó la existencia de un “Estado Mayor en contra de la guerra económica”.  En agosto de ese mismo año, el “Estado Mayor eléctrico”, cuya invencible labor nos ha traído hasta el racionamiento diario de luz anunciado esta misma semana. En este 2016 ya se han sumado el “Estado Mayor para el sistema de precios” o el “Estado Mayor de Comunicación”, que sin duda tendrá el desafío de explicarnos muy bien qué carajo hacen todos los otros Estados Mayores del Estado venezolano”.
Por su parte, Ibsen Martínez nos dice, ver: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/04/19/america/1461098137_178401.html : “ si algo singulariza la actual crisis venezolana es la pervivencia, entre la población civil opositora, de una no siempre soterrada esperanza de que sea justamente uno de estos cernícalos de uniforme, asesinos de estudiantes inermes, saqueadores del erario y estrellas del narcotráfico, quien ponga fin, por la vía de los hechos, a la dictadura madurista”. Duras palabras de Ibsen, totalmente justificadas, para describir una institución parásita, inútil y, ahora convertida en enemigo número uno de la democracia venezolana. Por lo que he dicho antes, sin embargo, pienso que no podemos esperar que uno de estos gorilas dé al traste con la dictadura de Maduro, por la sencilla razón de que ellos son los dictadores verdaderos y Maduro solo un muñeco de trapo.

Venezuela debe ser liberada por ser territorio ocupado por el narcotráfico, las pandillas de ladrones y la ineptitud armada. 

lunes, 25 de abril de 2016

Que verán los chavistas al verse en el espejo?



¿Los engañará el espejo o les dirá la verdad, como el espejo a la bruja de Blanca Nieves?
Si les dice la verdad:
 Padrino López ve una gran T, la T de traidor a su juramento militar, traidor ante su pueblo y ante su país. No es el único traidor entre los generales de este siglo pero es el que le pone la guinda a la torta del deshonor militar.
Maduro verá una gran I, de Ineptitud. Pero también verá la P de Patán. Ha sido el misil que nos tenía guardado Chávez para completar su misión de destrucción.
Rafael Ramírez ve la C de corrupción. De modesto empleado de PDVSA llegó a la presidencia de esa empresa en los hombros de Ali Rodríguez y del difunto. Promovió y participó en un saqueo de PDVSA que  no tiene parangón. Su primo Diego y él están investigados por la justicia internacional y el cerco se les cierra.
Ali Rodríguez solo ve la F de Fidel. Ha sido un entreguista de Venezuela a los cubanos. Pasó de terrorista y experto en  destrucción de infraestructura petrolera en los años 60  a ser nada menos que presidente de la empresa de la industria que quiso destruir. Su lema (nos dice un testigo de excepción) ha sido:  “robar es lícito si se hace para la revolución”
Jorge Giordani ve una gran H en el espejo, la de la hipocresía. Presidió la destrucción del país desde los ministerios de planificación y finanzas, manejando a su antojo los fondos financieros paralelos y ahora se ha convertido en crítico del régimen.
Cabello ve en el espejo la C de Codicia.  Ansiedad de poder y riquezas, sin talento ni amor por el país. Hoy anda  en picada, con la justicia estadounidense acercándosele lenta pero seguramente.
Tibisay detesta verse en el espejo porque lo que ve es la gran E de entrega. Ha permitido las mayores violaciones a las leyes electorales a fin de garantizarle el triunfo al régimen durante todos estos años.  
Escarrá no puede verse completo en el espejo. Apenas ve una gran A, la de la adulancia y el acomodo. Sus continuas contorsiones y saltos de talanquera le han producido dividendos pero también el rechazo de los venezolanos decentes
Cilia ve en el espejo una N, la del nepotismo. En la Asamblea nacional empleó a dos docenas de familiares y posteriormente logró poner a su sobrino a manejar los dineros de PDVSA y del estado. ¿Dónde está ese sobrino ahora? Otros sobrinos están presos por su relación con la N, la del narcotráfico.
Contratistas de PDVSA como Derwick, Roberto Rincón, Hidalgo Socorro y Enoc Martínez ven la gran C de cloaca. PDVSA ha sido la gran cloaca en la cual van a parar todos los residuos fecales del régimen.
La familia Chávez ve en el espejo la A del abuso y del aprovechamiento. Su característica principal ha sido el abuso de poder para obtener beneficios personales. De ser una sencilla y primitiva familia llanera se han convertido en imitadores de los Beverly Hillbillies, nuevos ricos o embajadores a la carrera, producto de su posición de poder político.
Miembros del régimen ilegítimo como Hugo Carvajal, El Aisami, Jorge y Delcy  Rodríguez, Tarek Saab, Pedro Carreño,  los miembros jubilados y actuales del Tribunal Supremo de Justicia, los ministros de Finanzas y directivos del Banco Central de Venezuela, ven en el espejo la F de forajidos, no de funcionarios. La F de forajidos porque su actuación ha sido contraria a los intereses de la nación, para beneficio de un régimen dictatorial y abusivo y para su propio beneficio.
Embajadores como Bernardo Alvarez, Roy Chaderton, Alfredo Toro Hardy, Isaías Rodríguez y muchos otros ven el espejo la gran V de vendidos a un régimen miserable, para conservar su estatus social y una alta calidad de vida, lejos de una Venezuela que han visto pudrirse en silencio, mientras ellos gozan de las bondades de la civilización, en países donde disfrutan lo que ellos han contribuido a destruir en el propio.   

Pienso que pocos compatriotas están conscientes de las verdaderas causas de la tragedia venezolana. Veo explicaciones sobre la crisis que sugieren que no se comprende lo que nos sucede. Se habla de una  política social equivocada, de los errores de PDVSA, de incorrectas políticas financieras, para explicar la tragedia. Se mencionan factores abstractos, como si nos hubiesen llegado de otro planeta. Así nunca podremos rectificar los errores. La razón de la quiebra financiera y moral venezolana no es la Corrupción, son los corruptos. Mientras sigamos hablando de corrupción y no investiguemos y enjuiciemos a los corruptos, nada se solucionará. Mientras se siga hablando de políticas sociales equivocadas y no se enjuicie a Hugo Chávez como el máximo culpable, con su populismo y demagogia, de crear más pobreza a pesar de la camionada de dinero recibida, seguiremos produciendo nuevos “chaveces”, en lugar de colocar su nombre en el tope de la lista de los peores venezolanos de la historia

domingo, 24 de abril de 2016

CRÓNICA DE VIAJE, PARTE III

BESALÚ
                                        Cuatro Cataluña en cuatro días
En cuatro días hemos  visitado cuatro Cataluña: la medieval, la románica, la rural y la moderna.
La medieval, Besalú
En Barcelona tomamos un autobús muy cómodo hacia el pueblo de Besalú, situado a unos 100 kilómetros al noroeste de Barcelona. Nos atrajo su descripción como un pueblo amurallado, aún de naturaleza medieval, como si fuera un Mamut congelado en excelente estado de preservación. El bus nos llevó por la excelente autopista, la AP7, que va hacia el norte, a Girona, Andorra y Francia. Nos salimos de la autopista hacia Banyoles, una pequeña ciudad o un pueblo grande, y continuamos hacia Besalú. El bus nos deja en la calle que bordea el pueblo y caminamos con nuestras maletas por las calles empedradas, hasta la Calle Canganell,  hacia el pequeño hotel 3 Arcs (65 euros, desayuno incluido). Besalú parece haberse detenido en los siglos XII y XIV. Es un pueblo de piedra y murallas, calles estrechas en las cuales es fácil perderse. Salimos del hotel y cruzamos a la derecha, en dirección opuesta de donde hemos venido. A una cuadra encontramos con la Plaza Mayor, frente a la cual está la Iglesia de San Pere, la cual data del año 933. Intentamos entrar sin éxito. Solo puede ser vista con una visita guiada, la cual comienza en el centro de Información Turística. Vamos para allá y encontramos que el tour guiado solo arranca con un mínimo de ocho personas, como un por puesto. Logramos unirnos a dos otras personas pero no logramos quorum. Nos regresamos a la parte central del pueblo por un soberbio puente, con una puerta de hierro que se cerraba para impedir la entrada de invasores. A la izquierda de ese puente se encuentran los restos de la judería del pueblo, los cuales están siendo reconstruidos, en especial los llamados baños de purificación, los Miqvé. Más arriba, por torcidas calles que parecen más bien puestos de resistencia para una soldadesca que ya no existe, encontramos otra iglesia, la iglesia de San Vicente, la cual data del año 1340, y tampoco está abierta. Introduciendo un euro en una ranura se prenden las luces interiores de la iglesia y uno puede verla desde la puerta. Tendremos que irnos de Besalú sin entrar a sus dos maravillosas iglesias. En el pueblo nos dicen que abrirlas solo de manera esporádica (dos horas a la semana)  es la mejor manera de preservarlas. El método nos suena un tanto drástico.
Caminamos el pueblo en poco tiempo y luego lo volvemos a caminar, admirando cada pared, algunas con inscripciones ya ilegibles por la acción del tiempo. Cada portal, cada arco habla de un medioevo lleno de peligros, plagas y fervor religioso.
Besalú es la joya que se nos ha descrito y más. Tiene pocas tiendas y locales comerciales, pero nos encontramos con un restaurante de grandes ligas, la Curía Reial. Este es un bello sitio, con una terraza que tiene una maravillosa vista hacia el río, sus sembradíos y el omnipresente puente de Besalú, con su puerta de entrada. Llegamos a almorzar. El menú del día tiene un precio de 18 euros e incluye entrada, plato principal, postre y una botella de vino! Y lo que es mejor, todo delicioso. Elijo una ensalada muy fresca, con salsa de mostaza; una merluza con papas en salsa dulce, una torta de manzana. Marianela selecciona una sopa, un estofado de ternera y una crema catalana.  Nos tomamos una botella del tinto de la casa, excelente. Una verdadera ganga con una bella vista de ñapa. Es tan bueno el restaurante que regresamos al día siguiente, para el almuerzo, antes de retornar a Barcelona, esta vez con menos buen resultado. Hemos encontrado que cuando vamos a un sitio maravilloso, donde todo es perfecto, no debemos regresar, porque la segunda vez ya la magia inicial no existe o, al menos, ha mermado.
Salimos de Besalú en el autobús, de regreso a Barcelona, donde tomaremos el tren para el sur, hacia Cambrils, donde podremos visitar a Ali Johnston y Paola Pasquali, la hija de mi querido amigo Antonio Pasquali, quienes tienen varios años viviendo en Cambrils. Antonio les ha pedido que nos muestren la zona. El viaje de Barcelona a Cambrils es una hora y media en el tren. Cambrils, Salou y otras poblaciones de la costa catalana están unidas por una inmenso malecón, un soberbio paseo de varios kilómetros de longitud y  de una gran belleza. Es lo que pudiera haber sido un gran paseo costero desde Maiquetía hasta Naiguatá. Este paseo está adornado de palmeras y la fachada principal frente al mar llena de grandes hoteles, edificios de apartamento, restaurantes, heladerías. Es como una inmensa Caraballeda, con un aire de fiesta permanente. El gran tour de la región nos esperaba.
Tres Cataluña más
Paola y Ali nos recogieron en el hotel como a las 5 de la tarde y comenzamos nuestro periplo por la Cataluña románica, la rural y moderna.
TARRAGONA
 Comenzamos viajando hacia Tarragona, una ciudad que no figuraba en mi radar de sitios por ver. Fue la primera sorpresa. Es una bellísima ciudad, frente al mar. Nos estacionamos y caminamos por la avenida costera, donde hay gente bañándose en la playa. Luego, subimos unas largas escalinatas y llegamos a la Catedral de Santa María, una catedral visigótica, situada en el mismo sitio donde antes existió un templo romano de la época de Tiberio. Vemos la nave principal y el claustro. Salimos y admiramos las huellas romanas, las cuales están por todas partes. Un soberbio coliseo y un hipódromo casi completo pueden verse en la zona central de la ciudad. Solo falta Charlton Helston peleando la punta con Mesala. Caminamos por la ciudad y nos paramos a tomar lo típico de la zona: un vermut. Nos dan un vaso entero lleno y tengo dificultad para pararme de la silla. 
Desde Tarragona hablamos con video con Antonio, quien está en Venezuela y se alegra mucho de que estemos juntos. Hubiera sido maravilloso tenerlo a él a nuestro lado. Antonio tiene unos 85 años y anda en moto!
A la mañana siguiente vamos hacia Espluga de Francoli, donde paramos a ver una de las Catedrales del Vino, una bodega modernista diseñada por la escuela arquitectónica catalana, la liderada por Gaudí. Nos informa Paola que esta bodega fue construida en 1913 por Pere Domenech i Roura, hijo de Lluis Domenech i Montaner y mezcla dos estilos: el modernista y el novecentista. En la tienda del sitio hay una impresionante cantidad de ofertas de aceitunas, embutidos y los más diversos vinos, rojo, blanco, cavas, todo a precios asombrosamente bajos.  Provoca salir de allí cargados de tanta cosa buena.
De esta catedral del vino seguimos nuestro camino hacia el monasterio de Poblet. 
POBLET
Esta es una bellísima e imponente estructura, fundado en 1151 por los monjes franceses en tierras recuperadas a los Moros. Allí yacen todos  los reyes de Aragón, con leones a sus pies (menos uno que yace en Granada). Llegamos sobre la hora y un bondadosos monje nos dejó entrar a la carrera. Luego, adentro, vimos con calma el claustro, el comedor original de los monjes y el salón principal de reunión, impresionante.
CALCOTADA
Era hora de almorzar y Ali y Paola nos habían planificado una almuerzo típico de la zona, en una ambiente rural, rodeados de campos sembrados de colza, de un color amarillo bellísimo. Fuimos a un restaurant ubicado en un campo, llamado Hererat Masia Poblet, un local de ladrillo y vigas de madera, con un gran hogar. Allí disfrutamos de una Calcotada. Los calcots son cebollines de tallo muy robusto, de unos 20 centímetros de largo. Son puestos a la brasa al aire libre y llevados a la mesa ennegrecidos. Uno los pela y los moja en salsa de romesco, la cual lleva tomates, aceite de oliva, ajo, ñoras (ají picante)  y almendras, entre otros ingredientes. Los calcots son de maravillosa textura, ligeramente dulces y me hubiera podido comer dos docenas. Luego vinieron los escargots, caracoles recolectados en el lugar, con salsa de alioli y las habas. Todo ello rociado con una cava de la casa que me supo a Dom Perignon. La calcotada también incluye cordero y postres varios, como un yogurt con higos que estaba delicioso.
VILLA ROMANA
De allí fuimos a visitar el mausoleo de Centelles, una espectacular villa romana que está siendo recuperada progresivamente. Esta villa romana revela la alta calidad de vida de los romanos pudientes. Tenía unos baños amplios, habitaciones espaciosas y un techo decorado con frescos de extraordinaria calidad.
REUS
De allí continuamos hacia la ciudad de Reus, un buen ejemplo de la Cataluña moderna, con unas calles llenas de tiendas y una gran plaza. Caminamos bastante por sus calles y, de repente, no pudimos más. Mis 82 ½ años se rebelaron.
Regresamos al hotel, llenos de Cataluña, de su gran diversidad geográfica, histórica y cultural.   
Al día siguiente nuestros extraordinarios guías nos llevaron a la estación del tren rápido para Madrid, la cual se encuentra equidistante de Tarragona y Reus, ciudades que compitieron por tenerla y que solo lograron que se ubicara en lo que en inglés llaman “the middle of nowhere”.

En nuestra próxima y última entrega sobre nuestro viaje hablaremos de Madrid y de la situación económica y política que encontramos en España. 

sábado, 23 de abril de 2016

Crónica de Viaje, Parte II

En el cruce trasatlántico que llevamos a cabo hicimos cuatro escalas: Funchal, en las islas Madeiras; Cádiz; Málaga y Cartagena, en España, antes de llegar a Barcelona.
FUNCHAL, Islas Madeiras
Esta escala en Funchal ha sido una nueva lección en humildad. Nunca había tocado aquí y me imaginaba a Funchal como un pequeño puerto, poblado por sencillos pescadores y artesanos, como aquellos maravillosos hombres y mujeres que tuvimos la suerte de recibir en Venezuela desde la década del 40. Lo que vi me dejó boquiabierto. Funchal es una bellísima y moderna ciudad, llena de taxis Mercedes Benz y de una altísima calidad de vida. Los edificios y las avenidas son primorosos, la limpieza total. El mercado rebosa de productos de primera calidad. Entre las innumerables variedades de parchitas, limones, naranjas y otros frutas, vi y compré unos nísperos del Japón, como los que comía de niño en Los Teques. Pero estos son gigantescos y su sabor excelente, aunque ligeramente diferente al que recuerdo de mi niñez tequeña. Luego también los vería en Barcelona y otros sitios de Cataluña. 
Ver  Funchal, digo, me hizo pensar en el gran fracaso venezolano. Esta es una ciudad de gente laboriosa, en una isla, Madeira, sin grandes recursos minerales. Muchos de sus habitantes emigraron a Venezuela en las décadas de los cuarenta y cincuenta y nos ayudaron a salir adelante en esos años de creación de un país democrático. Hoy en día, Venezuela está destruida mientras Funchal es una bella y floreciente ciudad. Esta es una lección para quienes hayan pensado alguna vez que los venezolanos éramos seres extraordinarios, sin pensar que entre nosotros la vanidad y la riqueza no trabajada sembraban la semilla de una horrorosa destrucción.    

CADIZ
El puerto de Cádiz es la puerta de Andalucía. Desde allí se puede visitar Sevilla, ciudad que se preparaba en esos días para sus grandes ferias. Pero nosotros deseábamos ver algunos pueblos blancos. Fuimos a ver un par de ellos situados a una hora de Cádiz. Uno de ellos situado en la montaña, Vejer de la Frontera es un hermoso pueblo adosado al cerro. Desde la distancia se ve reluciente bajo el sol. En sus calles que van al cielo, como las calles andinas de César Prato, las mujeres van presurosas a la iglesia.
MÁLAGA.
Encontramos en Málaga en un momento de intensos trabajos de reparación de vías y edificios, especialmente en la Alameda principal. No la pudimos apreciar en su justa magnitud. Es la cuna de Picasso y el Museo atrae la mayoría de las visitas de los pasajeros del barco. Yo me dirijo hacia el Mercado, porque es en los mercados que uno se encuentra con la gente de la ciudad. MI esposa se ha ido a Granada, a la Alhambra.

CARTAGENA
Esta ciudad es una joya. Pequeña, al menos en su casco central, es de una gran belleza arquitectónica y de una limpieza absoluta. Caminamos por la Calle Mayor porque apenas permanecemos una mañana en el puerto. Hay una importante presencia romana en la ciudad.
BARCELONA
Llegamos al final de nuestro cruce trasatlántico y desembarcamos en Barcelona, donde solo habíamos estado una vez anteriormente, hace ya 53 años. La Barcelona de hoy es, por supuesto, muy diferente a aquella. Esta es una gran ciudad, cuyo gran casco central está integrado por unas cinco o seis zonas principales de características bastante diferentes: la zona del Puerto Viejo y Barceloneta, el antiguo puerto de pescadores; el BORN, una especie de barrio bohemio, lleno de pequeñas tiendas y restaurantes; la zona vieja de Las Ramblas, que llega hasta la Plaza de Cataluña;  la más nueva zona al norte de la Plaza de Cataluña, donde abundan las grandes avenidas y los establecimientos y hoteles lujosos y la zona situada al este y noreste de la plaza de Cataluña, más modesta, donde se encuentra la iglesia en construcción de la Sagrada Familia, la obra cumbre del arquitecto Antonio Gaudí, la máxima atracción turística de la ciudad.
En Barcelona hemos estado tres días. La hemos caminado, lo cual es la única manera de conocer una ciudad. Nuestro hotel está en el Puerto Viejo, frente al paseo Colon, al lado de una rada repleta con embarcaciones de pequeño a mediano tamaño. Hacia el oeste, a lo largo del Paseo Colón, caminamos hasta Las Ramblas, todavía interesante, aunque con las señales de deterioro que muestran sitios muy trajinados de las grandes ciudades, como la séptima avenida de Nueva York.  Nuestra primera parada en Las Ramblas es el Mercado de la Boquería, un extraordinario mercado lleno de frutas, vegetales, embutidos y pescados. Allí nos tomamos un buen jerez con aceitunas y continuamos nuestra caminata, viendo los edificios de la zona, hasta llegar a la Plaza de Cataluña, donde ese día de nuestra llegada se llevaba a cabo un gigantesco maratón patrocinado por El Corte Inglés.  Cruzamos al este hasta la Plaza Urquinaona y allí tomamos la Vía Laiteana, donde se encuentra el Palacio de la Música catalana. Allí paramos y hacemos el tour de este bellísimo teatro. Continuamos hacia el sur y llegamos a la Catedral, atiborrada de gente, como buen domingo. De allí tomamos unas pequeñas calles transversales y llegamos, sin buscarla, a la vieja iglesia de Santa María del Mar, un tesoro gótico que data del siglo XIV. Es de una gran austeridad interior, muchas de sus imágenes destruidas por un incendio provocado durante la guerra civil.
De allí regresamos al Puerto Viejo y vamos a Barceloneta en búsqueda de un sitio para comer. Con el cansancio de la caminata nos metemos en el primer sitio que encontramos, que no resulta ser bueno. Comemos algo pero salimos de allí con menos presión de hambre y encontramos un sitio perfecto, el Can Ros, y almorzamos otra vez, esta vez con total deleite. Nos comemos unas gambas al ajillo, unos piquillos verdes fritos y un bacalao al gratén con alioli, una de las especialidades de la casa. Allí disfrutamos, por primera vez, del Pan de Cristal o Pa Amb Tomaquet, el Pan tostado frotado con tomate y ajo y con aceite de oliva, al cual nos hicimos adictos.  
Los otros días en Barcelona son de exploración de la ciudad a pie. Regresamos a Las Ramblas, a la Plaza de Cataluña y seguimos a lo largo del Paseo de Gracias, el equivalente de la quinta avenida de nueva York. Allí vemos una gran aglomeración de japoneses tomando fotos frente a una casa diseñada por Antonio Gaudí, la cual parece sacada de Alicia en el País de las Maravillas. De allí comenzamos nuestra caminata hacia la Sagrada Familia por la Calle Córcega, ya con nuestros tickets comprados en la Plaza de Cataluña, para evitar las colas. La parte exterior de la Iglesia, la mayor atracción turística de Barcelona, nos parece fea. Su mensaje no es religioso. Sin embargo, el interior es majestuoso y alegre. Los vitrales de una gran belleza. Sin duda, es una gran obra pero no nos contamos entre sus más entusiastas admiradores. De allí regresamos hacia Port Veil donde está nuestro hotel y vamos en la noche a un restaurant extraordinario: Carballeira, un viejo y elegante establecimiento a la antigua. Allí nos comemos la especialidad de la casa, el arroz a la marinera, ligeramente asopado, con un excelente albariño de la casa de  Santiago Ruiz.  
El tercer día se lo dedicamos a la zona del BORN-Gótica, una interesante área llena de pequeñas tiendas y restaurantes, de corte bohemio. Por casualidad desafortunada encontramos en esa zona un pequeño local que se define como una arepera, llamada La Taguara., de manera apropiada. Llegamos un cuarto de hora después de abierto, lo cual sería la razón más inofensiva para el desastre que nos esperaba. Lo que nos dieron como arepas era un mazacote incomible., creo que unos $10 por arepa. Mi arepa de carne mechada y la arepa de queso rallado de Marianela se quedaron en el plato después de solo un bocado. Totalmente inaceptable. El jugo de Mora le hacía juego a las “arepas”. He visto el sitio web de La taguara y, asombrosamente, tiene buenos “reviews”. Lo que somos nosotros no la podemos recomendar. Fuimos al museo Picasso pero no quisimos hacer colas.
Barcelona nos pareció encantadora.

En una entrega posterior comentaré nuestro viaje a Besalú, a la bellísima zona de Tarragona-Cambrils-Salou, llevados de la mano por Ali Johnston  y Paola Pasquali, bajo las instrucciones a control remoto de Antonio Pasquali y, en una última entrega, hablaré sobre Madrid y la situación general que vimos en la bella España.